Hotel Regente Aragón

Noches Doradas de Salou

Por | 9 agosto, 2010 | 0 comentarios

Acaba de arrancar motores la esperada fiesta mayor de Salou, las Noches Doradas, que cada año engalanan la ciudad de música, color, fuegos artificiales y diversión sin hora de cierre. Se trata de uno de los eventos festivos más memorables de la Costa Dorada, un excelente broche a un verano inolvidable.

¿QUÉ ES?

La fiesta mayor de Salou. Y atención, que cuando una ciudad tan festiva y cargada de atracciones los doce meses del año como Salou, celebra la fiesta mayor, la cosa puede ser seria. Es decir, seriamente divertida.

¿CUÁNDO?

Ahora, cuando el verano alcanza su punto álgido: entre el 8 y el 15 de agosto.

¿QUÉ HAY?

Un año más, la agenda de las Noches Doradas de Salou viene bien cargadita, dispuesta a dejar sin aliento (y sin dinero) incluso a los fiesteros más maratonianos. Ocho días con sus ocho noches de juerga sin tregua.

Si estás en Salou de vacaciones, déjate llevar por la marcha y olvídate el reloj en casa. Si no, deberías considerar muy seriamente acercarte a Salou por estas fechas.

En cualquier caso, aquí van algunas de las actividades más interesantes de las Noches Doradas.

MÚSICA

A raudales, de todos los estilos y para todo tipo de oyentes. El sábado 7 ya se abrió fuego con el esperadísimo concierto de Joaquín Sabina.

Pero esto fue sólo el comienzo. Estos próximos días habrá de todo, desde folklore aragonés hasta versiones de Michael Jackson y Elvis Presley en un surreal homenaje face to face, es decir, cara a cara.

Mucho flamenco también y la esperada actuación de The Beatles. O, bueno, el grupo de versiones Abbey Road, que calcan con pasmosa naturalidad, tanto estética como musicalmente, al cuarteto de Liverpool.

OTRAS ACTIVIDADES

Encuentro de Habaneras, correfuegos, gigantes y cabezudos o otros coloridos desfiles carnavalescos, campeonatos deportivos, como el de tenis de mesa, pasarela de moda con desfiles de diseñadores de Salou, teatro callejero, pesca deportiva y orquestas para bailar pegados al aire libre, bajo la luz de la romántica luna mediterránea.

A todo esto hay que añadirle fuegos artificiales, atracciones, bares, discotecas y otros clásicos de toda fiesta local que se precie. Imposible no divertirse.

PUNTO CULMINANTE DE LA FIESTA

¡Los castillos de fuego! O lo que es lo mismo: miles de fuegos artificiales de todas las formas, sonidos y colores estallando sin descanso en el cielo mediterráneo. Una sucesión de alucinante belleza y arte que nadie de los alrededores osa perderse.

Suelen tener lugar el 15 de agosto, para despedir las fiestas como se merecen.

Foto por Joseeivissa

Categorías: salou

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*