Hotel Regente Aragón

Salou modernista

Por | 13 septiembre, 2010 | 1 comentario

Salou representa una cita obligada en la agenda de todos los amantes de la arquitectura en general y, en particular, de aquellos interesados en el modernismo catalán. A la rica oferta cultural de la ciudad, hay que sumar su fascinante patrimonio histórico y sus deslumbrantes edificios modernistas. Ideal para combinar ocio y arte.

EL MODERNISMO CATALÁN

Estilo arquitectónico que triunfó en Barcelona y en toda Cataluña desde 1880 hasta 1930. Aunque los arquitectos modernistas superan el centenar, destacan tres: Antonio Gaudí, Lluís Doménech i Montaner y Josep Puig i Cadafalch.

Las obras modernistas más famosas son la Sagrada Familia, el Parque Güell, la Casa Batlló, la Casa Milà, el Palacio de Música Catalana o el Hospital de Sant Pau, por citar algunas.

Pero estos grandes maestros tuvieron excelentes continuadores. Y muchos de ellos rozaron la excelencia con sus obras.

DOMÈNEC SUGRAÑES i GRAS

Arquitecto modernista, discípulo de Gaudí. Fue tal su dedicación a la causa modernista, que el propio Gaudí se encargó de situarlo en primera línea en algunas de sus más celebradas creaciones como la Casa Batlló o la Casa Milà, ambas en Barcelona.

Más aún, Doménech Sugrañes i Gras fue el encargado de continuar las obras de la Sagrada Familia, una vez muerto el maestro. Suya es, por ejemplo, la fachada del Nacimiento.

Pero no siempre estuvo subordinado Sugrañes i Gras a las órdenes de Gaudí. Así lo atestiguan grandes obras suyas como las barcelonesas Plaza de la Monumental o el Colegio de los Escolapios. En Reus firmó la hermosa Casa Pellicer.

En cuanto a Salou, Sugrañes i Gras se encargó de darle un lavado de cara definitivo, un look moderno y exuberante que es, aún hoy en día, un placer contemplar.

EL SALOU DE DOMÈNEC SUGRAÑES i GRAS

Las edificaciones modernistas comenzaron a construirse en Salou en torno a los años veinte.

Todas ellas están situadas en el vistoso Paseo de Jaume I, lo que convierte a este emplazamiento de Salou en el lugar más evocador y con más encanto de la ciudad.

La Casa Bonet es quizá el edificio modernista más emblemático de Salou, con su blanca fachada de aires mediterráneos y acabado modernista.

También destacan sus bellos jardines y su puerta de hierro forjado. Los embaldosados y los motivos murales dan asimismo fe de la devoción modernista de su creador, Sugrañes i Gras, y evidencia su habilidosa técnica.

Otras joyas modernistas del Paseo de Jaume I son las casas Loperena, Llevat, Miarnau, Sol i Mar / Mar i Sol y Banús. Un lujo al alcance de todos los que visiten Salou.

Foto por Stoned59

Categorías: salou

Comentarios

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*